Un abrazo y solo una frase expresó el joven David Scotton al conocerla: “¡Gracias por no abortarme, gracias por darme la vida!”

David Scotton supo a temprana edad que era adoptado, pero desconocía las circunstancias de su gestación y que incluso casi fue abortado. La verdad, los hechos de su historia -que se han convertido en fuente de gracia para muchos- comenzaron a revelarse cuando su madre biológica se puso en contacto con él. “No pregunté sobre eso durante 16 o 17 años. Pero cuando mi madre biológica se acercó a mí, puso todo en marcha”, dice Scotton.
Con 19 años de edad David viajó desde Metairie (Louisiana) a Indiana para encontrarse con sus padres biológicos. Les llevó su álbum de fotos y permitió que aquél encuentro fuera registrado en video.

Aquél registro junto a otros posteriores ha dado cuerpo al video-reportaje “I Lived on Parker Avenue“, presentado este 8 de marzo y disponible en https://www.ilivedonparkerave.com/, cuyo tráiler puedes visualizar en el siguiente link

No matarás

A sus 24 años de edad David -quien cursa tercer año de leyes en la Universidad Estatal de Louisiana (LSU)-, recuerda el momento en que recibió la carta de un bufete de abogados informándole que su madre biológica deseaba conocerlo y si estaría dispuesto a un encuentro… “Cuando me senté y puse en orden mis pensamientos, pensé que podría haber algo positivo en ello… así es que dije: seguro. Me senté, escribí la carta y la envié al bufete de abogados. Se la enviaron a mi madre biológica, Melissa. Dos semanas después recibí una solicitud de amistad de Melissa en Facebook. Me contó mucho acerca de los últimos 16, 17 años”, recuerda David.

Sola, con la presión de sus cercanos, Melissa describe en “I Lived on Parker Avenue” aquellos momentos dentro de la clínica abortiva cuando huyó del lugar, tras hacer consciente lo que estaba por hacer, decidiendo no matar a su bebé y darlo en adopción.

Luego, en una de las escenas más impactantes del video-reportaje Melissa y David visitan el lugar donde alguna vez estuvo esa clínica.

Misionero por la defensa de la vida

Decidir filmar esas escenas fue una compleja decisión comenta David  al Catholic News Sercie el pasado 28 de febrero desde  Baton Rouge, Louisiana, donde estaba en un descanso entre clases.  “No era algo con lo que me sentía cómodo. He rezado al respecto durante… seis meses, quizás. Quería asegurarme de que lo hacía por las razones correctas. La adopción es la razón por la que me dieron la vida. Si filmar esta parte de la historia persuade a una mujer a seguir la ruta de la adopción, si esta historia puede al menos impactar a una persona a preguntarse si no sería la adopción el camino, entonces debería dejar que se filme. Era mi forma de corresponder. Fue una de las mejores decisiones que he tomado. De lejos.”

Aquella filmación ocurrió el año 2013 y desde entonces David ha estado dando testimonio donde lo han solicitado. Sobre el impacto de esta misión en defensa de la vida señala:

“He viajado por todo Louisiana, el sureste, por todo el país… No puedo decir que una señora se me acercó y me dijo: «Elegiré la adopción». Pero la gente se me acerca y me dice: «Pienso en la adopción de otra manera». Recuerdo también a una joven quien me dijo: «Yo fui agredida sexualmente y no sabía si estaba embarazada. Creo que de haberlo estado habría hecho lo que tu madre biológica hizo, eligiendo la adopción por sobre las presiones para abortar»”.

Publicado originalmente en Portaluz

Comparte:

About Author