Santos y Beatos

Santos y Beatos San Carlos
0

Nacido en Sezze (Provincia de Latina, Italia) el 22 de octubre de 1613, Giancarlo (o Juan Carlos, este era su nombre de bautismo) fue pronto obligado a dejar la escuela pública para dedicarse a la custodia del rebaño, cultivando, sin embargo, una profunda práctica del espíritu cristiano, infundida por sus devotos padres.

Devocionario ti
0

Quédate Señor, conmigo,  porque necesito tenerte presente para no olvidarte. Tu sabes que fácilmente me olvido de ti.. Quédate Señor, conmigo,  porque soy tan débil y me hace tanta falta tu fortaleza, para no caer tan a menudo en el pecado. Quédate Señor, conmigo,  porque tú eres mi vida y sin Ti, no tengo ni sentido ni esperanza. Quédate Señor, conmigo,  porque tú eres mi luz y sin ti,…

Santos y Beatos José
0

Dirigirnos a san José con una pequeña oración para admirar su silencio, su presencia, ternura y prudencia como lo hizo cuando estaba en la tierra custodiando a María y a Jesús, nos ayuda a darnos cuenta de que todos tenemos batallas que librar y virtudes que ejercitar para ser felices y mientras lo hacemos caminamos hacia Dios.

Santos y Beatos José
0

En esta solemnidad del señor san José, quien es venerado como protector de la Iglesia, compartimos esta pequeña oración para pedir su intercesión en nuestras vidas, en los momento cotidianos que vivimos en la familia, escuela, trabajo; para que contemplando su vida al lado de Jesús en el Evangelio aprendamos de él la sencillez, la humildad, la prudencia y la obediencia a la Voluntad de…

Espiritualidad José
0

José, descendiente de David y a quien la Sagrada Escritura llama “justo” (cfr. Mt. 1, 19 José, descendiente de David y a quien la Sagrada Escritura llama “justo” (cfr. Mt. 1, 19), es decir, varón de eximia santidad, fue el hombre elegido padre de Cristo en un doble sentido: a) ante la ley, en cuanto era el esposo de María; b) por el amor y…

Devocionario san José
0

Acompañemos estos dias a San José hasta su fiesta y meditemos su virtudes con esta novena que les proponemos. Él, maestro de oración y de abandono en el Señor, nos conceda una santa muerte acompañados de su presencia cuando la voluntad de Dios nos llame a su presencia.

1 2 3 8