Ahora te compartimos las oraciones de la noche rezadas en “Casa de Jesús” son tres, igualmente  esperamos que alguna de ellas o sus palabras te inspiren para elevar tu corazón a Dios para darle gracias.

I

¡Padre y Dios mío! Te adoro y te amo con todo mi corazón, te doy gracias por haberme creado, por haberme hecho hija tuya por el bautismo, por haberte querido quedar en la Eucaristía para ser mi Amigo y el alimento de mi alma, por haberme dado por Madre, a María, mujer como yo a quien escogiste para Madre tuya y de todos los que somos tuyos; en fin, porque tu Providencia divina me ha dejado llegar hasta el día que termina.

Perdona el mal que hoy he cometido por error y por malicia; me arrepiento de haberte ofendido y acepta el bien que haya podido hacer de tu gracia. Protégeme durante el sueño y líbrame de todo peligro y que tu bendición esté siempre conmigo y con todos mis seres queridos.

Te pido por la Santa Iglesia, por el Santo Padre, por nuestra Patria y nuestros gobernantes, por todos mis familiares, bienhechores, amigos y enemigos, por aquellos que sean encomendado a mis oraciones y por el eterno descanso de las benditas almas del Purgatorio. Amén

II

Señor, otro día termina. ¿Ha sido un día más en mi vida? No; es un día menos en la espera de mi muerte. Reviso estas horas más cercanas aun, y que ya escribí en el “Libro de mi vida”… y mi corazón se entristece al darme cuenta que algunas, las he perdido o tal vez, la mayor parte de las horas, la he ocupado en cosas pasajeras que, como el humo, se desvanece porque están vacías sin Ti.

Perdóname señor, por ser tan débil y cobarde, por conocer el bien y hacer el mal, por tropezar cada vez con la misma piedra, por ser tan indiferente y descortés con quienes vivo y por amarte tan poquito. Con la ayuda de tu gracia, propongo trabajar mañana por ser mas obediente, atenta, servicial y cumplir mejor con mis deberes.

Bendice el descanso de esta noche; perdona mi pasado, alienta mi presente e ilumina mi futuro a fin de que yo sepa cumplir el Plan que tu amor tiene para mí y mañana me levante llena de confianza y alegría y a ejemplo de María esté atenta a cumplir tu Voluntad. Amén

III

Señor, ahora que el día se acaba, quiero renovar nuestra amistad… Creo que estas aquí presente y te adoro como a mi Creador y Padre. Te doy gracias por todos tus beneficios, en especial por los concedidos hoy… Dame tu luz conmigo misma… Que pueda verme como Tú me ves…Que no tenga miedo de encontrarme egoísta, ruin, cobardeo soberbia…Dame sobre todo, tu ayuda para arrepentirme y anhelos para ser como Tú deseas que yo sea.

 

 

 

 

 

Comparte:

About Author