Tener detalles bellos y sencillos con la Madre de Dios que es Madre nuestra en este tiempo suele ser muy fácil, puedes llevar una flor a la imagen de una capilla o en tu casa si la hay; rezar un Ave María en determinado momento del día como un acto de amor a la Virgen María.

También puedes programar una alarma a las 12:00 del medio día para dejar de hacer lo que estás haciendo para saludarle especialmente este tiempo de Pascua.

Tradición

Benedicto XIV estableció, en 1742, que durante el tiempo Pascual  se sustituyera el rezo del Ángelus por la antífona “Regina Coeli” este es el nombre de una oración mariana y cristológica de la Iglesia católica en honor de la Virgen.

Son las palabras latinas con que abre el himno pascual a la Santísima Virgen María que traducidas al español son “Reina del cielo” porque con su vida de humildad, fe y confianza en Dios mereció ser Reina además de ser Madre del Rey.

Canta a María el saludo de “Alégrate” y recuérdale el saludo del Ángel Gabriel, dedícale un poco de tu tiempo, muy pronto notarás la diferencia en tu vida y actitudes, san Bernardo decía “No eres más santo porque no eres más devoto de María” así que no pierdas tiempo, búscala y encomiéndate a ella.

V. Alégrate, Reina del cielo; aleluya.

R. Porque el que mereciste llevar en tu seno; aleluya.

V. Ha resucitado, según predijo; aleluya.

R. Ruega por nosotros a Dios; aleluya.

V. Gózate y alégrate, Virgen María; aleluya.

R. Porque ha resucitado Dios verdaderamente; aleluya.

Oración:

Oh Dios que por la resurrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, te has dignado dar la alegría al mundo, concédenos que por su Madre, la Virgen María, alcancemos el gozo de la vida eterna. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.

IFCJ

Comparte:

About Author

Comments are closed.