El atleta nacido en la Isla de Jamaica en 1986 creció tan rápido que esto le provocó una escoliosis (desviación lateral de la columna vertebral) la cual fue tratada hasta que tenía 15 años que obtuvo el título de campeón junior más joven del mundo en los 200 metros.

Como todos los niños que viven en la isla, desde la educación primaria ya se dedicaba a correr, es un deporte favorito entre los jamaicanos, lo hacen sobre la hierba, descalzos y entrenando la velocidad.

A sus 29 años,  con 11 medallas de oro el jamaicano Usain Bolt es el mejor atleta  de la velocidad en la historia: tiene el récord mundial en 100 metros lisos (9.58) y en 200 metros lisos (19.19), ambos obtenidos en el mundiales de Berlín en 2009, es campeón del mundo desde esa fecha y suma tres oros olímpicos seguidos, algo jamás conseguido en la disciplina de 100 metros lisos: Pekín 2008, Londres 2012 y, el conseguido este domingo, Río de Janeiro 2016.

En todas sus participaciones se santigua, al iniciar hinca la rodilla para dar gracias a Dios y apunta al cielo, haciendo igual tras ganar los 100 metros de estos juegos olímpicos, portaba además para esta competencia la Medalla Milagrosa en el cuello como muestra de su devoción a la Virgen María. El nombre completo de este gran deportista católico es Usain St. Leon Bolt: por razón del Papa San León Magno.

También cabe destacar que ha pasado 11 controles antidopaje sin problema alguno, y piensa que si dejara Jamaica y viviera en Estados Unidos sería una traición a su amado país.

En los juegos olímpicos de Brasil Bolt, bicampeón de la prueba, ha vuelto demostrar su poderío en la pista y va por su segunda medalla de oro en los 200 metros planos.

El jamaicano busca obtener las tres medallas de velocidad como los obtenidos en los Juegos de Pekín-2008 y Londres-2012.

 

 

Comparte:

About Author

Comments are closed.