gracias La siguiente celebración puede hacerse en familia o grupos dando a cada quien una copia y poniendo el alma en las palabras para agradecer un año más que se inicia.

gracias V/. Estamos comenzando un nuevo año.

¡¿Quién diría que estamos iniciando otro viaje alrededor del sol!?

¡Si ni siquiera lo sentimos!

Esto mismo nos pasa en algo que es mucho más importante: vamos viajando hacia Dios y no nos damos cuenta.

La diferencia es que el viaje espacial alrededor del sol lo hacemos de todos modos, mientras que el camino a la vida  eterna  lo escogemos nosotros.

Este día estamos invitados no sólo a celebrar un año cambiándole número al calendario, sino a vivir de manera distinta nuestra vida, tomando realmente la mejor ruta para ir hacia Dios.

Invitados por la Palabra de Dios que  nos dice que “caminemos en una vida nueva” (Rom. 5, 4) comencemos diciéndole a Dios: “Gracias, Señor, por la vida nueva que nos das”.

R/. Gracias,  Señor,  por la vida nueva que nos das.

V/. Gracias porque en este nuevo año hace renacer en nosotros la esperanza de un cielo nuevo y una tierra nueva (Ap. 21, 1)

R/.  Gracias,  Señor,  por la vida nueva que nos das.

V/. Gracias porque este año nuevo hace renacer en todos los hombres el esfuerzo por construir una patria y un mundo mejor.

R/.  Gracias, Señor, por la vida nueva que nos das.

V/. Gracias por que este nuevo año hace renacer en cada uno el deseo de convertirnos a Ti  y el propósito de dejarnos guiar por tu Palabra,   para ser felices.

R/. Gracias, Señor, por la vida que nos das.

V/. Gracias porque este nuevo año, es, como dice San Pablo, un impulso a dejar atrás lo viejo y con él lo todo engaño y maldad (2 Cor. 5, 17).

R/.  Gracias, Señor, por la vida nueva que nos das.

V/.  Gracias porque este nuevo año es una invitación a crecer y progresar en todas las áreas de nuestra vida, hasta llegar a ser hombres nuevos como Jesucristo Nuestro Señor (Ef. 4, 24).

R/.  Gracias, Señor, por la vida que nos das.

V/. Pero lo importante es, no sólo avivar en nosotros las ganas de ser mejores, sino convertir ese deseo en hechos.

Por eso reflexionemos en  unos momentos:

¿Qué cosas podemos hacer o corregir,  aquí,  dentro de  nuestra comunidad para vivir más conforme a la vida nueva del cristiano en este año que comienza?

Se buscan algunas cosas y se escoge una sola, a manera de consigna comunitaria porque “quien mucho abarca poco aprieta”

V.- Ahora, cada uno, individualmente vea que puede mejorar en este año y decídase a hacer algo.

(Se deja un momento de silencio)

V/. Sabiendo que nuestros propósitos se quedan sólo en la cabeza, si no nos apoyamos en Dios y si Dios no nos da su gracia, digámosle: Señor, ayúdanos a hacer este año lo que Tú quieres de nosotros.

R/. ¡Señor, ayúdanos a  hacer este año lo que Tú quieres de nosotros!

V/. Que este año, aun en los momentos en que estemos descansando, estemos dispuestos a ayudar a quien lo necesita.

R/. ¡Señor, ayúdanos a hacer este año lo que Tú quieres de nosotros!

V/. Que este año, aun en los momentos de problemas y sufrimientos, sepamos vivir en paz y llenos de confianza en Ti.

R/.  ¡Señor, ayúdanos a hacer este año lo que Tú quieres de nosotros!

V/. Que en este año, tras instantes de enojo, sepamos reconciliarnos y hacer ver que nos queremos.

R/.  ¡Señor, ayúdanos a hacer este año lo que Tú quieres de nosotros!

V/. Que en este año aun gozando de felicidad dentro de nuestra comunidad, estemos dispuestas a sacrificarnos y a colaborar en el bien de los demás, tratando de extender tu reino de justicia y verdad.

R/. ¡Señor, ayúdanos a hacer este año lo que Tú quieres de nosotros!

V.- Al comenzar el año, todos  tenemos  muchas ilusiones y todos nos deseamos felicidad.

Cada una piense en un deseo que tenga para este año y dígalo.

(Quien guste puede expresarlo)

V/. Señor Dios, Tú más que nadie desea la felicidad de tus hijos.

Tú te sientes glorificado con la grandeza y el gozo de nosotros.

Por eso te pedimos que todos esos deseos que hemos expresado los conviertas  en realidad.

Recibe nuestra vida entera.

Todo lo que en este año hagamos, lo queremos hacer por amor a Ti y con alegría de corazón.

En este año que comienza líbranos de todo mal en el alma y en el cuerpo.

Haz que, ayudados por la Santísima Virgen María, vivamos siempre cerca de Jesucristo nuestro Señor y Salvador.

R/. Amén.

V/. Terminemos diciendo a nuestro Padre Dios que nuestros mejores deseos para este año (…)  están expresados en la oración que Jesús nos enseñó. Digamos todos juntos:

R/. Padre Nuestro…

 

Comparte:

About Author

Comments are closed.