Como hemos mencionado en la versión 1, se les llama preces litánicas, es decir en forma de letanía porque se responde a las invocaciones con una pequeña oración a quien la dirige, en esta ocasión van dirigidas al Corazón de Jesus

(B)

V/. Señor Jesús, ten piedad de nosotros.

R/. Señor, ten piedad de nosotros.

V/. Cristo, óyenos.

R/. Cristo, óyenos.

V/. Cristo, escúchanos.

R/. Cristo, escúchanos.

V/. Cristo Jesús, que escogiste a la Virgen María para que fuera tu Madre.

R/. Encomendamos al amor de tu Corazón a todas las madres del mundo.

V/. Cristo Jesús, que con María y José  formaste la Sagrada Familia.

R/. Encomendamos al amor de tu Corazón a nuestra familia y a todas las familias, especialmente a las que tiene problemas de armonía e integración y dificultades económicas.

V/. Cristo Jesús, que quisiste que en tu nacimiento, los Ángeles anunciaran la paz,

  1. Encomendamos al amor de tu Corazón a todos los pueblos que viven en guerra.

V/. Cristo Jesús que quisiste nacer pobre y llamaste a los pastores  a estar contigo,

R/. Encomendamos al amor de tu Corazón a todos los campesinos que son explotados.

V/. Cristo Jesús, que fuiste un niño normal como los otros de tu pueblo.

R/. Encomendamos al amor de tu Corazón a todos los niños, especialmente a los huérfanos, enfermos y a los que no pueden ir a la escuela.

V/. Cristo Jesús que fuiste ofrecido por tus padres  en el templo.

R/. Encomendamos al amor de tu Corazón a los niños que asisten a la catequesis y se preparan para recibirte por vez primera.

V/. Cristo Jesús, que experimentaste la vida de trabajo en el taller de Nazareth.

R/. Encomendamos al amor de tu Corazón a los obreros, a los empleados y muy especialmente a todos los que no tiene trabajo.

V/. Cristo Jesús, que bendijiste con vino nuevo a los desposados de Caná.

R/. Encomendamos al amor de tu Corazón a todos los esposos, especialmente a los recién casados y a los novios que se preparan para el matrimonio.

V/. Cristo Jesús, que dejaste tu familia y tu Pueblo para ir al desierto a prepararte para tu misión,

R/. Encomendamos al amor de tu Corazón a los jóvenes que son llamados a  la vida sacerdotal  y religiosa.

V/. Cristo Jesús que escogiste de en medio del Pueblo a tus Apóstoles.

R/. Encomendamos al amor de tu Corazón, a nuestros sacerdotes, religiosos y religiosas.

V/. Cristo Jesús, que anunciaste la Buena Nueva del Reino de Dios,

R/. Encomendamos al amor de tu Corazón a todos los que leemos y reflexionamos tu Palabra y a los agentes de pastoral que la difunden.

V/. Cristo Jesús, que viniste no a ser servido, sino a servir,

R/. Encomendamos al amor de tu Corazón todos los servicios que hoy prestamos en tu Nombre.

V/. Cristo Jesús, que purificaste la religiosidad de tu Pueblo.

R/. Encomendamos al amor de tu Corazón a quienes dividen y fanatizan a tu Iglesia y a los cristianos indiferentes.

V/. Cristo Jesús que perdonaste a los pecadores,

R/. Encomendamos al amor de tu Corazón a quienes van perdiendo el sentido del pecado y te pedimos perdones nuestros errores.

V/. Cristo Jesús, que curabas a los enfermos.

R/. Encomendamos al amor de tu Corazón a los médicos y enfermeras, otorga la salud a los enfermos y paciencia y tino a quienes los cuidan.

V/. Cristo Jesús, que vuelves la vida a los que han muerto.

R/. Encomendamos al amor de tu Corazón a nuestros padres, hermanos, amigos, enemigos y bienhechores difuntos y a todos los que vayan a morir hoy, condúcelos a tu Reino.

V/. Por el inmenso amor con que nos amas que te llevó a hacerte Hombre.

R/. Te rogamos, óyenos.

V/. Por la pobreza con que viviste tu infancia en Nazareth.

V/. Por la elección y paciencia con que enseñaste a tus Apóstoles.

V/. Por los milagros que hiciste a los que sufrían.

V/. Por la amabilidad con que recibías y bendecías a los niños.

V/. Por habernos dejado tu real  presencia en la Sagrada Eucaristía.

V/. Por el amor con que perdonaste a Judas llamándolo: “Amigo”.

V/. Por la misericordia que tuviste con Pedro y la permanente confianza que le manifestaste siempre.

V/. Por tu Obediencia al Padre  hasta morir en la Cruz.

V/. Por los dolores de tu Madre, la Virgen María.

V/. Tú que resucitaste transformado al tercer día

R/. Líbranos de todos mal.

V/. Por la misión que encomendaste a tus Apóstoles al subir al cielo.

V/. Por la venida del Espíritu Santo a la Iglesia

V/. Porque estamos preparando tu segunda venida el último día.

V/. A todos los que nos acogemos al amor misericordioso de tu Corazón.

V/. Señor, ten piedad.

R/. Señor, ten piedad.

V/. Cristo, ten piedad.

R/. Cristo, ten piedad.

V/. Señor, ten piedad.

R/. Señor, ten piedad.

V/. Corazón amante y dolorido de Jesús, Hijo de Dios.

R/. En ti confiamos.

Oración

Dios, Padre bueno y compasivo, concédenos que así como suplicamos tu ayuda unidas al amor misericordioso del Corazón de Jesús, tu Hijo, sepamos agra-darte llevando una vida verdaderamente cristiana y por el amor a la justicia, vayamos transformando la historia y haciendo visible tu reino, por el mismo Cristo Nuestro Señor, que contigo y con el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos.  Amén.

IFCJ

Comparte:

About Author

Comments are closed.