Las redes  sociales como un sitio en internet, son para los  jóvenes un medio actual de relación, dialogo, compartir información, aprender y crear lazos de encuentro con distintas  personas al mismo tiempo. Por lo mismo, se ha  hecho evidente el deseo de conocerlas  y dominarlas, no se diga de buscar adquirir los medios tecnológicos que  permitan tener acceso a ellas. Dando como fruto una cibercultura en las que el joven se encuentra envuelto.

SU APROVECHAMIENTO

Las redes sociales entre una gama  de posibilidades, nos permiten compartir con las  personas más  cercanas a nosotros y fomentar el encuentro con amistades. Es un excelente medio de  aprendizaje para contactarse  maestro-alumno y aprovechar los medios de información  y autoaprendizaje. Facilitan  el acercamiento a personas en  otro país o continente  y recibir  orientación en temas  concretos de interés. El intercambio y acercamiento de información a nivel universitario y de  posgrados, el estudio a distancia de materias o cerreras completas en línea. La compra de  toda  clase  de artículos  y servicios, así como de pagos y depósitos. Acceder a noticias actuales nacionales e internacionales, etc.

Al mismo tiempo y para lo   que  nos compete en la  iglesia y en nuestra  labor  misionera, posibilitan la evangelización  a través de plataformas virtuales haciendo llegar la palabra de cristo hasta los sitios más  recónditos  del planeta  cumpliendo al mandato  misionero de jesus: “vayan por todo el mundo y prediquen  el evangelio a toda criatura, enseñándoles a guardar todo lo que yo les he  enseñado. Y sepan  que yo  estoy con ustedes todos los días hasta el fin del mundo” (Mt28, 19-20).

SER  PRECAVIDOS EN SU USO

No obstante existen problemáticas  en el uso de los recursos tecnológicos digitales. El uso sin  responsabilidad  y sin ética de las redes  sociales puede afectar  psicológicamente en  estados de ánimo, depresión y soledad, así como el notorio deterioro de las  relaciones interpersonales. Un joven  puede ser capaz  de estar todo el día  conectado a internet platicando con amigos, investigando, realizando tareas, buscando información para superarse y al  mismo tiempo ser un extraño en su casa, olvidar e ignorar la situación  que hay  en su propia  familia. El abuso puede aislar a la persona y  elevar el estado de ansiedad en un joven  que tuviera dificultad para conectarse o  tener  acceso a internet o a un aparato digital.

LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO

Como cristianos, precisamos ser conscientes de la persecución de las redes sociales hacia una   sociedad del conocimiento. Una sociedad está caracterizada por una   serie de valores, ideas, objetos que les  son  significativos. En ella  se encuentra un sistema de interrelaciones  que la vincula entre sí. En cada sociedad los valores estarán determinados por quienes cuentan con el poder. Según pedraja Rodríguez y Rodríguez (2006), su obra: la sociedad del conocimiento es el que otorga  el poder y proporciona la capacidad de acción y decisión.

Nos adentramos  a un conocimiento  como base  de la riqueza  y de las  interrelaciones. Anteriormente  la riqueza  se basaba  en la materia adquirida. En la sociedad del conocimiento,  la riqueza dependerá de lo  que se sabe y se pueda aplicar en un  contexto determinado.

INTEGRACION  EN SU JUSTO MEDIO

Es conveniente por tanto, integrar la importancia el conocimiento de las redes sociales, sus beneficios, sin ser  ingeniosos de las consecuencias de su uso desordenado. Tomando en cuenta las decisiones éticas que precisan el acceso a información  por una parte y la capacitación  para su  dominio en función  de la  construcción de los individuos, de la sociedad. Y para los que  tenemos fe, para la construcción del reino.

 

Grupo 3° de filosofía

Revista del Seminario Diocesano

San Luis  Potosí

Comparte:

About Author

Comments are closed.