Todos enfrentamos nuevos retos y dificultades cada día, pero eso es precisamente lo que nos hace crecer como personas. Lo mismo sucede con los pequeños, ya que durante su crecimiento deben comenzar a formar su carácter y personalidad. La clave está en la actitud con que lo hacen.

Si todos los días reforzamos en ellos una actitud positiva, cuando crezcan seguramente no habrá ningún reto que no puedan superar. Por eso te decimos qué puedes decirles todos los días para que tus peques vean la vida de manera positiva.

1. ¡Siempre estoy a tu lado! Déjale saber que sin importar la distancia o ausencia, siempre estará ahí para ayudarlo.

2. ¡Tú puedes lograr lo que te propongas! Prepáralos para triunfar y para comprender el fracaso. Lo importante es alentarlos hasta que superen sus retos.

3. ¡Confía en ti mismo! Recuerda que tú eres en quien ellos confían más que nadie y eres un ejemplo a seguir. ¡nunca lo olvides!

4. Estoy segura de tu talento. ¡Atrévete! Tomar decisiones y riesgos cada día nos llevan al éxito, así como el saber aceptar las consecuencias de nuestros actos.

5. Sé que lo puedes hacer mejor. Por muy enojada que estés o en desacuerdo, no dejes nunca de decirle que lo amas y continuar apoyándolo.

6. ¡Cada día eres mejor! Celebra sus triunfos y logros, de tal manera que sepa que luchar cada día vale la pena y tiene sus recompensas.

7. Disfruto mucho tu compañía. Si tu peque siente que valoras los momentos a su lado, seguro sentirá la confianza para preguntar cualquier duda o contarte sobre algún obstáculo.

Fuente: PADRES E HIJOS

Comparte:

About Author