Antes de la cena de Navidad, todos se reúnen alrededor del nacimiento o Belén, a fin de acostar al Niño Dios en el pesebre. Preside la ceremonia el papá o la mamá o algún otro miembro de la familia.

Papá: Para prepararnos a recibir al Hijo de Dios que se hizo hombre para salvarnos, pidámosle perdón por nuestros pecados y digámosle: Todos: Yo confieso…
Papá: Dios Todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. Amén.

Todos: Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso.

Señor, Hijo único, Jesucristo, Señor Dios Cordero de Dios, Hijo del Padre; Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; Tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestras súplicas; Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo Tú eres Santo, sólo Tú Señor, sólo Tú, Altísimo Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.
Papá: Recordemos lo que sucedió aquella noche bendita hace casi 2,000 años.

“Sucedió que por aquellos días salió un edicto de César Augusto ordenando que se empadronase todo el mundo. Este primer empadronamiento tuvo lugar siendo gobernador de Siria Cirino. Iban todos a empadronarse, cada uno a su ciudad. Subió también José desde Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David que se llama Belén por ser él de la casa y familia de David, para empadronarse con María, su esposa, que estaba encinta. Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días de alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento. Había en la misma comarca algunos pastores, que dormían al raso y vigilaban por turno durante la noche su rebaño. Se les presentó el Angel del Señor, y la gloria del Señor los envolvió en su luz; y se llenaron de temor. El ángel les dijo: «No temáis, pues os anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo: os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un salvador, que es el Cristo Señor; y esto os servirá de señal: encon-traréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.» Y de pronto se juntó con el ángel una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: «Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes el Señor se complace»” (Lucas 2, 1-14)

Papá: Antes de recostarlo en el pesebre, … (el más pequeño de la familia) nos dará a besar al Niño Dios. (Mientras tanto, se escucha o se canta un villancico).

Noche de Paz, noche de amor, Noche de Paz, noche de amor, todo duerme en derredor,
en los campos al pastor

sólo vela mirando la faz,
coros celestes proclaman salud, de su Niño en angélica paz, gracias y dones en su plenitud, José y María en Belén,
por nuestro buen Redentor,
José y María en Belén.
por nuestro buen Redentor. Noche de Paz, noche de amor, todo duerme en derredor,
en la nieve se entreabre una flor; de sus pétalos nace el amor,
es Jesús Redentor,
que de una Virgen nació.

Papá: Pidamos a Jesús que hoy a venido a nosotros, que se quede en nuestros corazones y sea siempre el centro de nuestra familia y de nuestra vida.

Todos: Te lo pedimos, Señor

(Cada miembro de la familia hace una petición)

  • Que Jesús, que quiso nacer en un establo y hacerse pobre entre los pobres, nos ayude a vivir con sencillez y nos enseñe a compartir con los demás, especialmente con aquellos que menos tienen.Todos: Te lo pedimos, Señor
  • Que Jesús, que vino a perdonar nuestrospecados y darnos la salvación, nos enseñe perdonarnos mutuamente y a dar siempre una nueva oportunidad a la reconciliación.
    Todos: Te lo pedimos, Señor
  • Que Jesús, que vino a formar la Sagrada
    Familia con María y José, conceda a nuestra familia y a todas las familias del mundo vivir siempre unidas en el amor y el deseo de servirnos unos a otros.

    Todos: Te lo pedimos, Señor
    • Que Jesús, que vino a traernos la paz en la
    noche bendita de Navidad, conceda al mundo
    entero la paz y bendiga a todos los hombres.
    Todos: Te lo pedimos, Señor
    (Se pueden peticiones especiales a nombre de la familia y sería muy recomendable dar gracias por los beneficios recibidos durante el año.)

    Papá: Recemos juntos la oración que Cristo nos enseñó.
    Todos: Padrenuestro…
    (Se canta otro villancico o se escucha música navideña. Mientras tanto, todos se dan la paz.)

    Fuente: fcpeace.com

Comparte:

About Author