Hombres, trabajemos duro para hacer que nuestras esposas se sientan seguras y amadas en nuestro matrimonio. Ella merece lo mejor

Cuando recién conozco una pareja, usualmente soy capaz de reconocer que tan segura se siente la esposa en la relación basado en la postura que ella adopta hacia el esposo.

La mayoría de las mujeres tienen tres principales categorías para medir la seguridad que sienten actualmente en la relación. ¿Cuál de estas tres describe la postura de tu matrimonio?

El primer nivel está marcado por el afecto donde la esposa puede apoyarse rápidamente en el esposo. Existe un deseo de estar cerca de que es una expresión física de una conexión emocional. Ella se siente segura con él y lo demuestra.

El segundo nivel está marcado por la apatía hacia el esposo. Ella no se siente amenazada por él, pero tampoco se siente adorada o protegida por él. Su postura no es hostil, pero tampoco es cariñosa hacia él. Ella siente que, en muchas formas, está sola en la relación.

El tercer nivel está marcado por la ansiedad. Si ella se siente nerviosa, incómoda o posiblemente asustada alrededor de él, entonces sé que hay serios problemas que necesitan atención inmediata.

Cualquiera que sea la categoría que mejor describe el estado actual de tu matrimonio, puedes y debes de trabajar para mejorar.

Hombres, trabajemos duro para hacer que nuestras esposas se sientan seguras en nuestro matrimonio y amadas con nosotros. Ella merece lo mejor de nosotros, no las sobras.

Hagan estas cosas y estarán ayudando a su esposa y fortaleciendo su matrimonio…

1.- Hablar cariñosamente a su esposa

Háblale a tu esposa de forma cariñosa y muéstrate respetuosos al hablar de ella con nosotros (esto incluye lo que publicas de ella OnLine)

El tono de tus palabras definirá el tono de tu matrimonio. Sé respetuoso y nunca duro con ella. Tampoco permitas que alguien hable negativamente de ella jamás.

Deja que tus palabras hacia ella y acerca de ella muestren consistentemente el amor y el respeto que sientes hacia tu esposa y tu compromiso hacia tu matrimonio. Cuando haces esto, ella se sentirá segura en el matrimonio. Cuando no lo haces, la lastimarás y debilitarás tu matrimonio.

2.- No le guardes secretos a tu esposa.

En tu matrimonio siempre deben hablar acerca de todo.

El secretismo es el enemigo de la intimidad. El nivel de tu honestidad determinará el nivel de la salud de tu matrimonio.

Habla con tu esposa acerca de todo. Siempre dile la verdad. Cuando hayas roto la confianza, lucha por reconstruirla. Cuando ella sienta que puede confiar en ti en todas las partes de tu vida, ella se sentirá segura. Sin confianza, el matrimonio nunca será saludable.

3.- Trabajar y valorar

Trabaja duro para proveerle a tu familia, pero siempre valora tu tiempo en casa más que tu carrera.

Como hombres, deberíamos querer trabajar duro y ser disciplinados para poder proveerle a nuestras familias, pero no podemos permitir que nuestras ambiciones sean más importantes que nuestro tiempo en casa. No sea que esa motivación haga que dejes de lado a las personas que más importan.

Tu esposa se sentirá más segura cuando trabajes duro, pero también le demuestres que valoras tu matrimonio más que al dinero o a tu carrera.

4.- Más apoyo, menos consejos

Ofrécele ánimo y apoyo a tu esposa más veces de las que le ofreces consejo.

La mayoría de los hombres son “reparadores”, así que no queremos hablar de un problema sin buscar inmediatamente posibles soluciones.

La mayoría de las mujeres están configuradas de manera diferente.Ellas ganan fortaleza y perspectiva simplemente con comunicar sus luchas y sentimientos y al saber que son amadas y apoyadas.

Hombres: cuando tu esposa comparta sus luchas contigo, siempre ofrécele ánimo y apoyo primero. Luego, pregúntale cuales considera ella serían posibles soluciones y pregúntale si le gustaría que tú compartieras algunas posibles soluciones.

5.- Mantén tus ojos y tu amor fijos en tu esposa

No voltees a ver a otras mujeres y no permitas que ella sienta que tiene que competir con supermodelos o actrices de televisión.

Sí, los hombres son visuales, pero nuestra naturaleza visual no es una excusa para irrespetar a nuestras esposas (o a otras mujeres) mirando boquiabiertos a cada mujer lleva puesto pantalones de gimnasio o que modele lencería en la televisión.

Mantén tus ojos en tu esposa. Dile que es hermosa. Demuéstraselo con tus cariños.

Mantente alejado de la pornografía o de cualquier cosa que aleje de tus pensamientos y tus ojos de tu esposa. Ya se sentirá más segura cuando se sienta amada por ti.

6.- Se afectuoso con ella

Debes ser afectuoso con tu esposa en todo momento, no solamente cuando quieras tener sexo

La mayoría de los hombres relaciona el afecto con el sexo. Uno lleva al otro. Pero en realidad es más que eso.

Tu esposa se sentirá más más segura y amada cuando demuestres afecto a menudo y no asumas que esto les llevará inmediatamente hacia la habitación.

Hazle un masaje en los pies. En la espalda. Tómala de la mano. Abrázala. Todo esto mejorará tu matrimonio y hará que ella se sienta más segura.

¡Probablemente mejorará tu vida sexual también!

7.- Tu esposa debe ser tu prioridad

Haz de tu esposa tu prioridad por encima de todo. Estate dispuesto a dejar tu propia vida para proteger la de ella.

Como esposos, la Biblia nos da un alto estándar para el matrimonio. Estamos llamados a amar a nuestras esposas de la misma manera que Cristo ama a su Iglesia, estamos dispuestos a entregar nuestra vida por ellas.

Probablemente nunca vayas a tener que saltar frente a una bala para salvar a tu esposa, pero no deberías dudar nunca de tu disposición para hacerlo.

Pon a tu esposa primero y ella será más feliz (e irremediablamente tú serás también más feliz).

 

Adaptación y traducción por María Mercedes Vanegas para PildorasdeFe.net

Comparte:

About Author

Comments are closed.