Una mujer de Estados Unidos, que se identifica en los comentarios de YouTube como “Wanda Mateo”, dejó un post bajo el video de la canción “Miracle” de Whitney Houston narrando el por qué decidió cancelar su cita de aborto en Planned Parenthood:

“Recuerdo la primera vez que escuché esta canción y vi el video. Estaba embarazada de dos meses y pensaba en eliminar a mi bebé. Tenía una vida muy ocupada. Pensé… ¡cómo puedo traer a un bebé –inocente- a este mundo y en mi estado de vida! Recé toda la noche después de haber llamado a Planned Parenthhod para programar y aplazar la cita. Estaba atormentada porque no quería matar a mi bebé. Después de rezar, aún indecisa, me inclinaba a quedarme con mi bebé. Entré en mi dormitorio y estaban pasando este video. Nunca lo había visto antes, pero las palabras tocaron mi corazón… ‘Nada debería importar cuando el amor crece dentro de ti. La elección es tuya, hay un milagro disponible’. ¡Vaya!, fue como si Dios me estuviera hablando a través de Whitney. En ese momento era como si pudiere sentir a mi bebé decir: «Mamá no me mates». Fue uno de los momentos más poderosos de mi vida. Lloré como un bebé el resto del video.  No hace falta decir que cuidé mi milagro. Nunca llegué a darle las gracias a la Sra. Houston, pero testimonio que esa canción con su poderosa y profunda letra me hablaron. Gracias Whitney por ayudarme a tomar una de las decisiones más maravillosas de mi vida. Te extraño con cariño”.

En conversación con el portal Live Action News, Wanda detalla que este embarazo ocurrió a sus 27 años de edad, en un momento de gran fragilidad. Recién separada de su esposo, despedida del trabajo y habiendo regresado a vivir con su madre.

Estaba en conflicto consigo misma pues a sus 18 años ya había pasado por la tragedia de un aborto en New York. “Es algo que jamás deseaba volver a hacer. Tenía un terrible estrés emocional. Sentía culpa”, señala recordando que cuando fue a su cita para abortar, afuera había un grupo de personas pro-vida con imágenes de “lo que un aborto le hace al bebé. Eso realmente me descontroló”.

Wanda estaba tan perturbada por las imágenes, dice, que le preguntó al médico abortista si el procedimiento lastimaría al bebé o le causaría sufrimiento. Como era de esperar, la respuesta fue una mentira: “No”.

Tras diez años de haber abortado Wanda no estaba dispuesta a ser nuevamente cómplice de algo tan horroroso señala:

“Sabía que Dios no quería que abortara a este bebé. La vida empieza en la concepción. Cuando tomé el teléfono para llamar a Planned Parenthood, sentí el espíritu de mi bebé.Fue ella quien me decía que le permitiera nacer… Mi bebé me estaba gritando… Dios me estaba diciendo que este bebé no era una maldición, diciendo: tú no estás sola. Fue impresionante, sentí como si Dios estuviera hablando conmigo… Esta canción me expresaba que Dios quería que tuviera el bebé. Desde ese momento nunca me arrepentí. Ha sido una bendición. La gente siempre dice que abortar es un derecho de la mujer. Pero asesinar no es un derecho de las mujeres”.

Fuente: Portaluz

Comparte:

About Author

Comments are closed.