Briana se ha graduado en derecho en la Universidad de Harvard a pesar de que fue madre en el último curso y fue ” todo un desafío”. Ahora comparte su historia para que sirva de ejemplo en contra del aborto y para demostrar que un niño no es un freno sino un motor para la vida.

La vida de Briana Williams cambió de forma radical cuando era una joven universitaria. Estaba estudiando derecho en la Universidad de Harvard cuando se quedó embarazada. Ante esta perspectiva, Williams se armó de valentía y decidió seguir adelante con su embarazo y tuvo a su hija Evelyn con 23 años.

Ahora, a los 24 años, casi sin creérselo, puede decir que se ha podido graduar y ha asistido junto a su hija a la celebración. Haciendo un repaso de su vida, decidió publicar una carta en sus redes que se volvió viral.

Williams no lo ha tenido fácil siendo madre soltera y es consciente de ello y hubo momentos en los que creyó que no podía más. “Decir que mi último año de la facultad de Derecho, con un recién nacido y como madre soltera fue un desafío sería quedarse corto. Algunos días estaba tan cansada mental y emocionalmente que no me levantaba de la cama“, asegura en sus redes.

Con 23 años y en plenos exámenes finales de carrera se puso de parto y confiesa que pidió una epidural para que sus contracciones no “interfirieran” en su carrera. Aunque admite que hubo muchos días difíciles en los que tuvo “una depresión” porque se sentía “abrumada”.

“Me negué a permitir que alguien asumiera que mi hija podría detenerme de alguna manera cuando ella es una pieza tan fundamental de mi éxito y de mi coraje. Sabía que si persistía, podría ayudar a otras mujeres con una situación similar “, asegura en una entrevista en Yahoo.

Una de las cosas más difíciles que se puede encontrar una madre soltera es con quién dejar a su hija. Ella describe esa situación y explica que muchas veces le pidió a la oficina del Decano de Estudiantes que cuidara a Evelyn o que la dejasen llevar a su bebé con ella a clase.

No fue una situación fácil para la joven y confiesa que nunca pensó que, a los 24 años, “como madre soltera” sería capaz de superar uno de los retos más “desafiantes” de su vida. “Fue difícil. Dolió. Este viaje ha sido desgarrador. Sin embargo, soy feliz al decir que lo hice”, asegura. 

Al final de la publicación viral, Williams hace un pequeño homenaje a su hija, Evelyn diciendo: “Evelyn, dijeron que por ti no podría hacer esto (graduación). Solo sé que hice esto por ti. Gracias por darme la fuerza y ​​el coraje para ser invencible. Sigamos superando todas sus probabilidades, bebé”. Desde que se graduó, Williams se mudó a California para un puesto en un bufete de abogados de élite en Los Ángeles.

Andrea Peña

Publicado originalmente en Actuall

 

Comparte:

About Author

Comments are closed.