La letanía las agregamos después de rezar los misterios del rosario, como oración de intercesión a la santísima Virgen María  y a los santos o a los atributos de Dios como su misericordia, según la Real Academia Española letanía significa:  Oración cristiana que se hace invocando a Jesucristo, a la Virgen o a los santos como mediadores, en una enumeración ordenada.

Señor, ten piedad de nosotros

Cristo, ten piedad de nosotros

Señor, ten piedad de nosotros

Cristo, óyenos

Cristo, escúchanos

Santa María, Luz emanada del Padre Celestial

R/. Ruega por nosotros

Santa María, Luz que conduce al Hijo de Dios

Santa María, Luz  fecunda del amor del  Espíritu Santo

Santa María, Luz  en que habita la Santísima Trinidad

Santa María, Luz  de la Iglesia peregrina

Madre de la  Luz  eterna y verdadera

Madre de la  Luz  que nació a media noche

Madre de la Luz  que ilumina al sol

Madre de la Luz que alumbra el universo

Madre de la Luz que disipa nuestras dudas

¡Oh María!  Aurora precursora de la Luz del mundo

¡Oh María! Aurora virginal del nuevo amanecer

¡Oh María! Aurora que pone fin a la noche del pecado

¡Oh María! Aurora que es esperanza para el triste y el enfermo

¡Oh María! Aurora que conduce a la Luz de la gracia y el perdón

¡Oh María!  Sol que ilumina nuestra fe

¡Oh María! Sol que fortalece nuestra esperanza

¡Oh María! Sol que inflama nuestra caridad

Oh María! Sol que llega a buenos y malos

¡Oh María! Sol que funde el hielo de nuestro corazón

¡Oh María! Estrella que anuncia la salvación

¡Oh María! Estrella que engendró al Sol de justicia

¡Oh María! Estrella que proclama la grandeza del Creador

¡Oh María! Estrella que guía al peregrino

¡Oh María! Estrella que libra del naufragio

¡Oh María! Luna que luces en la noche de la tribulación

¡Oh María! Luna resplandeciente jamás eclipsada

¡Oh María! Luna llena de gracia divinal

¡Oh María! Luna llena de ternura y compasión

¡Oh María! Luna llena de misericordia para el pecador

¡Oh María! Luz que disipa las tinieblas del error

¡Oh María! Luz de esperanza en las noches de la fe

¡Oh María! Luz sin ocaso que nos trae la paz

¡Oh María! Luz en que se complace el mismo Dios

¡Oh María! Luz de gloria, alegría de los ángeles y santos

¡Oh María! Reina y Madre de nuestro Instituto.

V/. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo

R/. Perdónanos, Señor

V/. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo

R/. Óyenos,  Señor

V/. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo

R/. Ten piedad y misericordia de nosotros

V/. Eres de la Trinidad, Sagrario, divina Aurora

R/. Misericordia Señora, Madre de la Luz, piedad.

ORACIÓN

¡Oh Dios, Padre de las luces! que quisiste que la Virgen María fuera Madre de tu Hijo por obra del Espíritu Santo y fuese llamada ¡Madre de la Luz! Te suplicamos que, quienes la veneramos bajo este glorioso título, vivamos en la luz de la gracia divina y lleguemos a la luz de la eterna gloria  en la Patria Celestial.  Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.  Amén.

IFCJ

Comparte:

About Author

Comments are closed.