letanías Si dedicas un momento del día a orar con el rezo del rosario, verás cómo algo en ti se va transformando y si lo haces en familia mejor aún, recuerda que “la familia que reza unida, permanece unida”.

Ahora te compartimos la letanías del Inmaculado Corazón de María  que no son sino alabanzas a la Madre de Dios que podemos rezar los sábados o cualquier otro día: letanías

 

Señor, ten piedad de nosotros

Cristo, ten piedad de nosotros

Señor, ten piedad de nosotros

Cristo, óyenos

Cristo, escúchanos

Dios, Padre Celestial

Dios, Hijo Redentor del mundo.

Dios, Espíritu Santo.

Santísima Trinidad, que eres un sólo Dios.

Corazón de María, hecho a semejanza del Corazón de Dios. letanías

R/. Ruega por nosotros.

Corazón de María, concebido sin pecado.

Corazón de María, digna morada del Espíritu Santo.

Corazón de María, Corazón de la Madre de la Eterna Sabiduría.

Corazón de María, Corazón de la Madre del amor hermoso.

Corazón de María, Corazón de la Madre del Verbo Divino.

Corazón de María, Corazón del amor más fuerte que la muerte.

Corazón de María, atravesado por la espada del dolor.

Corazón de María, unido al Corazón de Cristo bajo la cruz y crucificado con el.

Corazón de María, imagen del Corazón de Jesús.

Corazón de María, felicidad del Corazón de Jesús.

Corazón de María, tesoro de santidad.

Corazón de María, mediadora de todas las gracias.

Corazón de María, seguro refugio de los pecadores.

Corazón de María, consuelo de los afligidos.

Corazón de María, consuelo de los abandonados.

Corazón de María. consuelo de los tristes.

Corazón de María, consuelo y refugio de los perseguidos.

Corazón de María, esperanza santa de los moribundos.

Corazón de María, seguro refugio de los oprimidos.

Corazón de María, defensor de la Iglesia contra las fuerzas del mal.

Corazón de María, trono de la sabiduría contra la herejía.

Corazón de María, Corazón de Victoriosa Reina del Mundo.

Corazón de María, Corazón  de nuestra Madre Celestial

Corazón de María, Corazón digno de toda alabanza.

V/. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,

R/. Perdónanos Señor.

V/. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,

R/. Óyenos Señor.

V/. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,

R/. Ten piedad y misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, ¡oh Inmaculada Madre de Dios!, para que el divino fuego con el que fue encendido tu Corazón, también enciende el nuestro y sea como el tuyo.

OREMOS.

Señor, Dios nuestro, Tú que preparaste una digna morada para el Espíritu Santo en el Corazón de la Santísima Virgen María, concédenos la gracia de ser cada vez más como Ella.  Te lo pedimos por nuestro Señor Jesucristo.  Amén.

IFCJ

Comparte:

About Author

Comments are closed.